En setiembre del año pasado Diputados dio media sanción a un proyecto que busca erradicar la violencia en el deporte

Publicado el: 30/01/2024 16:11

Sesión Ordinaria HCD 07 850.jpg(Redacción: Prensa - Dirección de Comunicación). El proyecto de ley “De prevención, control y erradicación de la violencia en el deporte”, tuvo media sanción de la Cámara de Diputados en el mes de setiembre del pasado año. Esta iniciativa fue presentada por la legisladora Rocío Abed (ANR-Alto Paraná), y en estos momentos se halla pendiente de estudio en el Senado.

Durante el tratamiento del documento, en aquella sesión, el titular de la Comisión de Deportes, diputado Rubén Roussillón (ANR-Presidente Hayes), remarcó la necesidad de establecer mecanismos de control y prevención para desalentar desórdenes y la ocurrencia de hechos; así como la identificación de personas y grupos violentos.

Sostuvo que los eventos deportivos deberían ser momentos y lugares de sano esparcimiento para los aficionados y para las familias, pero que en varias ocasiones han sido escenario de lamentables sucesos.

Hizo alusión a la vigencia de la Ley N° 1.866/2012 - “Por la no violencia en los estadios deportivos”, pero también señaló que necesita ser actualizada.

Sobre el proyecto, vale decir que establece cuáles son los objetivos y las medidas para evitar actos violentos en los espectáculos deportivos.

Plantea la creación del Registro Nacional de Espectadores (RENAES), “donde se contará con información sistematizada de los espectadores en relación con los hechos de violencia derivados de los eventos y espectáculos deportivos y de competición; las responsabilidades de las personas; las organizadoras de eventos y espectáculos deportivos; las condiciones de acceso y permanencia en los recintos deportivos; las infracciones y sanciones tanto para los espectadores como para los organizadores de los eventos deportivos; y de los directivos de entidades deportivas”.

En la sesión plenaria, la diputada Abed indicó que se busca un freno a los actos violentos en las competiciones y espectáculos deportivos; y que la normativa refiere a la participación activa en altercados, peleas o desórdenes públicos en los recintos, zonas aledañas o en los medios de transporte organizados para acudir, cuando tales conductas estén relacionadas con un acontecimiento deportivo.

Apuntó que el proyecto también refiere a la exhibición en recintos, zonas aledañas o en los medios de transporte organizados para acudir, de pancartas, símbolos, emblemas o leyendas que por su contenido o por las circunstancias en las que se exhiban o utilicen, de alguna forma, inciten a la violencia.

La irrupción no autorizada en los terrenos de juego; la emisión de declaraciones o informaciones donde se amenace o incite a la violencia; la facilitación de medios técnicos, económicos, materiales, informáticos o tecnológicos que den soporte a la actuación de violentos; y la creación, difusión o utilización de soportes digitales para la realización de hechos de violencia, son aspectos que forman parte del proyecto de ley.

El mismo dice que las personas físicas o jurídicas que organicen cualquier prueba, competición o espectáculo deportivo, deben adoptar medidas de seguridad; velar por el respeto de las obligaciones de los espectadores en el acceso y durante la permanencia, mediante instrumentos de control; y adoptar medidas necesarias para el cese inmediato de las actuaciones prohibidas.

Establece que los organizadores deben prestar máxima colaboración con las autoridades jurisdiccionales para la prevención; dotar a las instalaciones deportivas donde se celebren los espectáculos de un sistema eficaz de comunicación con el público; y colaborar activamente en la localización e identificación de los infractores.

Por último, indica que no se puede proporcionar ni facilitar a las personas o grupos de seguidores que hayan incurrido en actos de violencia, medios de transporte, locales, entradas gratuitas, etc.

Sobre el RENAES

La legisladora Abed explicó que el Registro Nacional de Espectadores (RENAES), llevaría un registro de la información sistematizada de los espectadores con relación a hechos de violencia en eventos deportivos. Estaría a cargo del Ministerio del Interior y deberá trabajar en línea con la base de datos de la Policía Nacional y con el Registro Civil de las Personas.

Debe contar con datos biométricos de las personas mayores de edad que concurren a un espectáculo cuyo aforo sea mayor a 2.500 personas y habilitará una ficha con todos los datos.

El registro dispondrá luego de un módulo de prohibiciones de acceso a recintos deportivos.

Otro artículo establece que se deberá instalar circuitos cerrados de televisión, y otros recursos tecnológicos, para grabar el acceso, tanto al recinto deportivo, como en zonas aledañas.

Sanciones planteadas

El documento estipula la inhabilitación o suspensión para ocupar cargos en la organización deportiva, temporalmente o incluso con carácter definitivo, para aquellos dirigentes que no colaboran con el cometido.

La sanción temporal sería de entre dos y cinco años.

A su vez, habla de sanción pecuniaria para los espectadores, clubes, deportistas y directivos, dentro del marco de las competiciones profesionales; clausura del recinto deportivo por un periodo de cuatro partidos o hasta la finalización del torneo o competencia; pérdida de la condición de socio y prohibición de acceso al estadio por tiempo no superior a cinco años; competencias a puertas cerradas; etc.

Enfatiza la pérdida de puntos o descenso de categoría; la clausura; la prohibición de acceso por periodos de entre seis meses y cinco años; entre otros aspectos.

Finalmente, sobre los ingresos económicos por las sanciones, afirma que serían destinados a la implementación del RENAES y sus diferentes módulos, y a la adquisición de medios tecnológicos.

...

No hay Diapositivas introducidas.

Compartir este artículo